Las ayudas para ciegos en Japón

Esta es otra entrada que lleva meses en el tintero de mi cabeza, y ahorita que tengo tiempo no quiero dejar que se siga posponiendo, así que disculparán que la ilustre con algunas fotos no-mías.

Lo primero que uno pregunta al llegar a Japón es dónde está el baño.

Lo siguiente, es "¿qué son esas cosas en el piso?"

Flapy in Japan Kirai

(Fotos de David "Flapy" y Héctor "Kirai")

Pues bien, si su intuición les ayuda, o hacen trampa y ya leyeron el título de este escrito, sabrán que son ayudas para los ciegos. En la mayoría de las ciudades en Japón están por todos lados; en las banquetas, en las estaciones de tren y metro (te guían hasta donde va a quedar la puerta del tren), dentro de edificios públicos, etc. Como se puede apreciar, las barras y bolitas están resaltadas, para que se sientan al caminar (de hecho, dependiendo de qué tan resaltadas y de tus zapatos, a veces son muy molestas). Las barras significan "sigue caminando por aquí", y las bolitas significan que hay que detenerse (a la orilla de la banqueta o en el andén del tren) o que hay una intersección o Y.

Siempre son amarillas porque está demostrado que ningún ciego es daltónico, y mucho menos daltónico de los pies.

Tsukuba Center

Inclusive en algunos parques se llegan a ver, aunque sea en las intersecciones de los caminos.

Parque Yoyogi, en Tokyo

Les mentí. No SIEMPRE son amarillas. A veces las cambian un poco para que combine. En una parte de la estación de JR de Kyoto, por ejemplo, alternan los cuadritos amarillos con rosas. No sé si eso hará que los ciegos estén más alegres o más confundidos. En la entrada del JICA Tsukuba, están amarillas al nivel de la calle, luego rojas al subir el escalón, y luego elegantemente plateadas adentro. Nunca he visto a un ciego entrar ahí. Supongo que al llegar se confunden y se van.

Lo siguiente que es muy notorio es que los semáforos peatonales no sólo tienen al universal monito rojo y monito verde, sino que también tienen ayuda auditiva (las bocinas también son amarillas, claro). Cuando puedes cruzar, el semáforo hace "pin-pon" y el del otro lado de la calle contesta "pin-pon" y así, hasta que ya queda poco tiempo para cruzar, y entonces se calla. A veces en vez de "pin-pon" es "pío-pío". Empiezo a sospechar que tiene que ver con si el cruce va norte-sur o este-oeste, pero tal vez sólo es al azar.

Ahora que si eres ciego Y sordo, ya te cargó el payaso.


La tercer cosa de este tipo que notarás es que, como se dijo hace tiempo acá, los mapas tienen braille en todos lados. Los más notorios son los mapas que hay antes de entrar a un baño público. (Imagínense un cieguito que no le atine o confunda el lavabo con el mingitorio).

Kirai

(Otra vez, foto de Kirai)

Por cierto que, hasta ahora me acaba de caer el veinte, siempre hay un mingitorio muy bajo rodeado de tubos como para agarrarse... supongo que es para que los ciegos puedan alinearse sin tener que estar tanteando el mingitorio. Nunca le he sacado foto pero quizá algún día lo haré.

Pero eso no es todo, porque inclusive dentro del baño del shinkansen (que es sólo un poco más grande que un baño de avión) hay un diagrama de dónde está cada cosa, con sus respectivas marcas en braille. Tampoco tengo foto.

Los mapas de "Ruta de evacuación" que se ponen atrás de la puerta en los cuartos de hotel también tienen braille.


Hay algunas cosas que son menos evidentes, pero no dejan de ser curiosas. Por ejemplo, la estación Akihabara del Tsukuba Express es un poco laberintosa. Hay muchos pisos que subir y muchas vueltas de una escalera a otra. Si pones atención, puedes escuchar varios "Pío pío"s que van sonando en secuencia por toda la estación para indicarte la salida.

También hay muchas escaleras eléctricas con saludos de voz grabados. En el caso de la estación mencionada, dicen cosas como "Ésta es la escalera que sube hacia la salida A4, que da hacia la calle tal..."

Me tocó una vez en una estación del Metro en Tokyo una escalera eléctrica que en un momento se convertía en pasillo (dejaba de subir y seguía avanzando) y después seguía subiendo. En ese punto sonaba una grabación que decía algo sobre que no dieras el paso, que todavía no terminaba la escalera.

Como dije antes, dentro de los trenes a cada rato hay una grabación diciendo en qué tren estás y hacia qué estación vas. Aunque eso nos ayuda a todos, supongo que está principalmente enfocado a los ciegos.


Creo que iba a comentarles otra cosa, pero ya se me olvidó. Como ven, parecería que las ciudades están diseñadas para los ciegos. Lo más curioso es que, en los casi seis meses que llevo viviendo en Japón, sólo he visto a cuatro personas ciegas en la calle. Y no noté que realmente aprovecharan todo lo anterior.

2 comentarios:

El mecartistrónico dijo...

Ya me acordé qué otra cosa iba a contar. En los noticieros, casi todos los reportajes y entrevistas tienen subtítilos, en el mismo japonés.

El mecartistrónico dijo...

...mmm aunque eso es para los sordos, no para los ciegos, evidentemente....