Post aburrido y mal hecho sobre un día aburrido

Despertar. 9:38. Ver que ya es demasiado tarde para ir con Carrillo. Al fin que ni quería ir. No creo que Luis haya ido. Por lo pronto es más importante encontrar a la gente adecuada. Sí, eso haré hoy. Porque hoy se acaba noviembre... Dormir.

Toc toc, "ya está el desayuno..." Despertar. Sigue siendo demasiado tarde para ir con Carrillo. ¿Qué hay que hacer hoy? Ah, sí, a ver si en la tarde hablo con mis tías. Seguro ellas estarán interesadas. Qué divertido estuvo el karaoke ayer. 10:40. Dormir.

Despertar. Espabilo. 11:43. Me levanto. Apago el calentador de aceite. Seguro afuera hace frío. Salgo. Buenos días. Baño. Alguien dijo algo de desayuno. "Está en el horno". Huevo revuelto con chorizo. Mi papá ve la repetición de las Catafixias. Yo veo The Amazing Race.

Regreso a mi cuarto. Desde hace mucho tengo ganas de jugar Guitar Hero. El viernes llegó mi Xbox reparado. Juego unas cuantas canciones. No, Psychobilly Freakout en Expert aún es demasiado para mí. Pero Sweet Child O' Mine, Jessica, Sin Documentos, State of Massachusetts son divertidas. Hasta con Thunderhorse medio puedo. Intento un par de veces Less Talk More Rokk. No puedo. Ya, ya es tarde. 12:50.

Me meto a bañar.

Ayer fui al karaoke con mis amigos del japonés. Fue muy divertido. Definitivamente cantar me hace feliz. Aunque algo faltó. Alguien faltó. Alguien estuvo ahí, pero... ya no. Allá. Aquí, nadie. Si bien hace una semana me convencí de que no me perdí de gran cosa, ayer... debo aceptar que se veía muy bien.

Pero ya no.

No. Qué flojera. Y hoy de nuevo creo que no me pierdo de gran cosa.

Pero sí, algo faltó. Hubo momentos en que ciertas --otras-- personas me subieron el ego, y eso es bueno, pero... I'm not interested.

Aunque sí, algo faltó ayer.

Salgo de bañarme. ¿Checar correos? Nadie. ¿Qué hago? Otro rato de Xbox. Mmm ayer se quedó el Xbox bajando demos. Veamos. Mirror's Edge. Juego un rato. Interesante. Tomb Raider. Maldito aparato del demonio. Apenas me lo regresan de la reparación, y ya me envició otra vez.
Al rato le enseñaré el Mirror's Edge a mi papá.

Hora de la comida. "¿Puedes ir a comprar unos panes y un paquete de salchichas al Oxxo? Y si quieres tráete dos paquetes de papas, chiquitos..."

"$44.50. ¿Quieres redondear los 50 centavos?" Sí, los redondeamos.

Hot dogs. "Si quieres, quedaron dos pambacitos del otro día..."

Termino de comer. No hay nada que hacer. Me acuesto a ver la tele. No hay nada. Qué aburrido. Duermo.

Despertar. 7:50. Salgo. "Buenos días..."

Chale, ya no hice nada en todo el día. Y hoy se cumple el plazo que me había puesto para cumplir unas metas... que no cumplí. Ni modo. A seguirle a ver cuándo se pueden. Voy al Skydrive con material para el negocio, bajo el libro de Robert Kiyosaki. Empiezo a leer. Me da flojera. Al rato sigo.

"Ya nada más termino esto y merendamos"

Encuentro un correo de una amiga de quien hace mucho no sabía nada. Nada importante. Qué gusto. Pero también es raro cómo han cambiado las circunstancias en el tiempo. Luego le contesto. Me "asomo" al MSN, ahí está. Por su frase, intuyo que está feliz con su novio. Sin comentarios. Mi cabeza empieza a darle vueltas al asunto... y pronto veo que no tiene ningún sentido hacerlo. A fin de cuentas, ya ni la conozco.

El karaoke ayer estuvo divertido. Podría haber estado mejor.

La tarde de hoy podría haber estado mejor también.

Le enseño el demo de Mirror's Edge a mi papá.

Quesadillas. Termina Madagascar. Empieza Willy Wonka y la fábrica de chocolates. "Esta no la he visto.." --"A mí me gustó más la versión anterior..." Comerciales. Naa, así se van a tardar 5 horas en la película. Qué flojera verla.

Regreso a mi cuarto.

Ya se va a acabar el día. ¿Qué hago? ¿Duermo? No estaría mal platicar con alguien en el MSN. No estaría mal jugar Mario Kart o Smash Bros con Andy. Checo mis comentarios del blog. Mi primo me admira. Gracias. Pero no, no siempre consigo todo lo que me propongo. Algunas cosas aún no he podido lograr. La maestría? No es para tanto. En verdad, estuvo un tanto chafa, y mi tesis no quedó tan bien como yo hubiera querido. No es para tanto, por eso ni la presumo mucho.

Ah sí, querían que escribiera un post sobre mi maestría. Sí, serán frases aisladas desde que empecé... pasando por toda la hueva que tenía de seguir la tesis y cuando ya pensaba no acabarla... y terminando con mi sinodal escogiendo al azar un renglón para preguntar sobre él.

Empiezo a escribir...

se me acaban las ideas.

Será más fácil escribir lo aburrido que fue hoy.


...


Listo. ¿Ahora qué?

3 comentarios:

Kvvanchai dijo...

Pues a veces es bueno tener ese tipo de días... Especialmente después de un día con cierta carga emocional. No fue un día "aburrido", símplemente fue un día "de descanso", jeje.

Estuve igual. Y también pensando y dándole vueltas a muchas ideas que tengo... Debería hacer el post del viaje antes de que se me olvide todo lo que hice, y todo lo que pensé...

Y ahora sé qué se siente no intentar iniciar una relación afectiva porque no verás a la otra persona por algún tiempo... (eso, y la incertidumbre de lo que sienta esa persona)...

AJROTAUQRUOIN dijo...

Bueno pues al menos escribes algo...

Pero con un Xbox esos domingos se me hace que están chidos.

Para que quieres una novia, un negocio o una maestría si tienes Xbox???

En fin así es la gente que lo tiene todo, siempre quiere más.

Ninja Peruano dijo...

No te estreses primo, los domingos siempre son de hueva.