Soñé que iba a ir a Japón

Hoy, después de la clase de japonés, subí a mi cuarto y me recosté un rato. El susurro uniforme de la calefacción me fue arrullando y me quedé profundamente dormido.

Y comencé a soñar.

Soñé que estaba en mi casa. Soñé que iba a ir a Japón.

Y que me emocionaba y que veía los videos de la residencia donde me iba a hospedar. Y que cada día estaba más ansioso por ir, y más ansioso por encontrarme con las personas que conocería allá, y que también estarían ansiosas por conocerme.

Porque en la realidad que soñé, no existían Biomara, Laura, Vane, John, Eva, Miguel, Emanuel, Diana... y todas las personas a quienes ya me acostumbré, quienes comparten conmigo esta experiencia día a día, todo el día, y a quienes hoy ya no quiero dejar de ver. Sin embargo en el sueño me parecía lógico, perfectamente lógico, que no existieran. Porque hace un mes, ellos no existían en mi mundo. Nunca habían existido. Hoy, principalmente ellos existen en mi mundo.

Esa sensación subconsciente de que me faltara "alguien" (en ese estado me hubiera sido imposible recordar quiénes, aunque lo hubiera intentado) me inquietó un poco, y algunas neuronas decidieron despertar. Empecé a recobrar la conciencia, y analicé el entorno donde estaba. Sí, estaba medio dormido en una cama; mi cama. Sí, me sentía en casa. Sin embargo una neurona empezó a correr la voz de que ya había pasado el tiempo para que estuviera en Japón. ¿La conclusión? Durante un período inicial, estoy yendo a Japón todos los días, y cada noche regreso a casa. Sí, porque ahora me siento tranquilo, en casa.

Más y más neuronas empezaron a despertar, y finalmente me di cuenta de que, sí, estaba en casa, pero no en el mismo lugar al que consideraba "hogar" hace un mes, sino otro nuevo. En Japón. Un lugar al que ya me acostumbré, rodeado de nuevas personas con quienes ya me encariñé.

 

Desperté y lo primero que vi fue que empezaba a  caer la tarde. Y ahí afuera, detrás de mi ventana, estaba Japón. No había que ir muy lejos para llegar. Sólo salir al balcón.

vlcsnap-361794

3 comentarios:

Jvr dijo...

¡Qué cursi!

silvestre dijo...

¡Fíjate que no!
Está bien escrito y bien manejada y desarrollada la idea y han quedado bien plasmados los sentimientos. Y nos llevas a la grupa de tu montura con mucha naturalidad.
NO, cursi es otra cosa.

ViRiP dijo...

Sólo no lo hagas tu hogar permanente, porque estarías muy muy lejos y acá en tu otro hogar hay muchos que te estamos esperando con los brazos abiertos y que te queremos mucho!! Te extraño.